Nuestro Blog

Ver solo:

03 DIC 2014

Lentes de 3D caseros y cómo funcionan

Hoy día ya casi todas las películas en el cine tienen su versión 3D. Parece que el mundo de la tercera dimensión ya es cosa del presente y no la idea futurística que se mostraba en las películas. Esta tecnología es más sencilla de lo que muchos creen y tú puedes hacerla con tus hijos en casa. Para poder hacer lentes 3D caseros necesitas:

Materiales:

  • Un par de lentes de marco ancho que no se usen
  • Dos pedazos de acetato: rojo y azul
  • Un lápiz o marcador
  • Un par de tijeras
  • Cinta adhesiva transparente

Proceso de creación:

  1. Toma el marco de lentes y quítales con cuidado cada vidrio. Coloca cada lente sobre el acetato y utilizando el marcador, dibuja sobre el mismo el contorno de cada lente. Calca la forma del ojo izquierdo sobre el acetato rojo y el derecho sobre el azul.
  2. Recorta con la tijera las siluetas de los lentes que se han marcado sobre el acetato.
  3. Pega los pedazos al marco con la cinta adhesiva.
  4. ¡Ya puedes usar los lentes!

 

Aquí te dejamos un tutorial:

https://www.youtube.com/watch?v=sIEn9z0oBE8

 

Explicación:

Nuestros ojos aunque están uno al lado del otro, no ven exactamente lo mismo. Cada ojo es en realidad “2D”: distingue dos dimensiones, el alto y el ancho, pero no la profundidad. Para percibir el volumen de las cosas, nuestro cerebro junta las dos imagenes que vemos al mismo tiempo y arma una tercera imagen, ahora sí en 3D. El efecto 3D que vemos en películas ocurre porque se crean dos imagenes apenas desplazadas una de la otra. Mediante filtros de colores diferentes, un ojo ve una de las dos imagenes, y el otro, la otra. Así cada ojo ve algo levemente distinto y nuestro cerebro compone la imagen final y la figura – aunque tenga en realidad solo dos dimensiones – se vuelve corpórea para nosotros.

Sé el primero en comentar

29 NOV 2014

El arte de la negociación con los hijos

Dices “Es hora de dormir” o ” Es la hora de los deberes”, pero tu hijo dice “cinco minutos más”. Estás cansado de decir “no” y cansado de luchar. ¿Qué hacer? ¿Ceder o negociar?

La vida con los niños a menudo implica la negociación, nos guste o no. Al negociar tus hijos aprenden a hacer frente a conflictos de manera constructiva.
Sin embargo, la negociación con los niños es a menudo un proceso difícil. Las emociones de los padres pueden explotar y esto conlleva a conflictos. Estos son algunos consejos para que puedas manejar esta situación con tu hijo:

  1. Iniciar un acuerdo, no un argumento. Reformula tus peticiones para que tu niño pueda decir “Sí”. Él va a escuchar con más facilidad si se trata de vender su idea en una forma que apela a su necesidad de control y la independencia. Si dices, “¿Te gustaría colocar los platos o los cubiertos?” Es más probable conseguir la cooperación que si le dices “¡pon la mesa AHORA!”.
  2. Explica tu punto de vista. Explícale el porqué de las cosas. Muchas veces los padres cometen el error de dar órdenes sin explicarle a sus pequeños la razón. Puede que él ceda si conocer la razón.
  1. Saber que la negociación no significa ceder. Recuerda que negociar no es ganar o perder sino llegar aun punto medio.
  2. Negocia temas en formas apropiadas para su edad. Si a tu pequeño no le gustan los guisantes, puedes preguntar, “¿Qué verdura te gustaría en su lugar?”. Si tu niño no está interesado en comer en absoluto, en vez de discutir, podrías considerar juguetonamente cortar un sándwich en formas interesantes para hacerlo más atractivo.
  3. Responder a las críticas con una pregunta razonable. Si te dice que dejes de regañarlo para limpiar o tomar un baño de su habitación, pregúntale cuándo le gustaría hacerlo.
  4. Tómate un tiempo para calmarte. Si estás a punto de molestarte y llenarte de ira, entonces mejor ve a otra habitación y relájate antes de intentar hablar.
  5. Deja que tu hijo gane a veces. Escoge las batallas sabiamente y recuerda que cambiar de parecer no significa que estés perdiendo.


Recuerda que tú tienes la última palabra. No tienes que llegar a un consenso en cualquier negociación, a veces, alguien sólo tiene que tomar una decisión. Escucha siempre su punto de vista, ellos sabrán que aunque tomaste la decisión es lo justo, porque tomaste en cuenta su opinión.

Sé el primero en comentar

28 NOV 2014

La edad del “por qué” ¿Qué hacer?

Los niños a partir de 3 años comienzan a hacerse una visión del mundo y empiezan a preguntarse el porqué de todas las cosas, de esta manera formar una idea de lo que ven en basándose en las respuestas que reciben. Muchas veces los padres se sienten hostigados de tantas preguntas de sus pequeños y pueden responder mal o no saben la respuesta.

¿Por qué pregunta tanto?

Los niños, sobre todos los pequeños, tienden a repetir las preguntas una y otra vez, cosa que crea mucha frustración en los padres. Ellos saben la respuesta, pero buscan escucharla una y otra vez. Consiste en una práctica que les genera seguridad. También puede ser porque tienen en práctica una nueva herramienta, el lenguaje, y buscan practicarlo y jugar con él, haciendo preguntas, cambiando la entonación, etc.

¿Qué hacer?

  • No necesitas darle la respuesta precisa ni darle explicaciones científicas, una respuesta simple, práctica y en su lenguaje. Lo importante es que sepa que sus preguntas tienen respuesta y estás ahí para escucharlo.
  • Es importante hacerles saber que no lo sabemos todo, pero que siempre estaremos ahí para responder sus dudas.
  • Siempre que puedas, introduce nuevos conceptos y palabras a las respuestas que le das a tus pequeños. Así enriqueces su vocabulario mientras se vuelve más observador.
  • Sé paciente con tu hijo. Da al niño buenas respuestas y no contestes simplemente “porque sí/no”.
  • Intenta contestar a todas sus preguntas, especialmente si se trata de las razones por las que tiene que hacer algo. Comprobar que ha comprendido el orden o prohibición y, si es necesario, volvérselo a repetir con otras palabras.
  • Si se te agota la paciencia, dile que responderás las preguntas en otro momento.
  • Corrígele cuando cometa errores. De esta manera va aprendiendo a utilizar el lenguaje de forma correcta.
  • Intenta buscar tiempo para hablar tranquilamente con él. Ofrécele un ambiente relajado, lúdico, donde conversemos, contemos cuentos, juguemos con el lenguaje. Piensa en la calidad de ese momento especial aunque no suponga en realidad mucho tiempo.

Lo fundamental es sacar tiempo para él y fortalecer la comunicación, que estés disponible para él creará entre ustedes un mejor vínculo. Esperamos que hayas disfrutado este artículo, si tienes dudas o comentarios escríbenos en la sección inferior.

Sé el primero en comentar

27 NOV 2014

Experimento Maizoritos: Receta de barra Azucaradas Maizoritos

Captura de pantalla 2014-12-03 a la(s) 10.53.17 a.m.

A los pequeños de la casa les encanta experimentar con la cocina, más aún si se trata de una receta de un postre que contiene su cereal favorito. Esta receta la puedes hacer en pocos minutos para una tarde llena de sabor divertido. Puedes probar la receta con otras opciones de cereal Maizoritos. ¡A disfrutar!

Ingredientes:

– 2 cucharadas de mantequilla sin sal
– 2 huevos grandes
– 2 cucharadas de leche
– 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
– 1/4 cucharadita de canela
– Una pizca de nuez moscada
– 4 rebanadas de pan, cortadas en tiras gruesas de 2 centímetros aproximadamente
– 2 tazas de Azucaradas de Maizoritos machacados

Instrucciones:

1. Derrite la mantequilla en una sartén grande a fuego medio-alto.
2. En un tazón grande, bate: los huevos, la leche, la vainilla, la canela y la nuez moscada.
3. Sumerge las tiras de pan de una en una en la mezcla de huevo, y luego pásalas por las Azucaradas Maizoritos trituradas, presionando para recubrirlas por completo.
4. Agrega las tiras de pan a la sartén de a 3 o 4 a la vez, y cocina unos 2 o 3 minutos por cada lado hasta que estén doradas y crujientes uniformemente.

Sirve y acompáñalas con sirope o el dulce que más le guste a tus pequeños.

 

Sé el primero en comentar

22 NOV 2014

¿Qué pasa si nos quedamos sin abejas?

¿Sabías que existen cerca de 4500 especies de abejas solo en América? Las abejas son muy importantes para nuestro ecosistema ya que si todas nuestras especies de abejas fueran eliminadas hasta el 60% de la vida vegetal que existe ¡podría desaparecer! Es importante que tú y tus pequeños entiendan la importancia de un pequeño insecto, a menudo molesto, en nuestro planeta.

Las abejas son los polinizadores primarios de la mayoría de los alimentos que comemos. La polinización es el proceso de mover el polen de la parte femenina de una planta a la parte masculina de una planta, lo que le permite reproducirse. Esta importante labor se realiza universalmente por los insectos y las aves, ya que van de una planta a otra bebiendo el néctar. Sin el proceso de polinización no se hacen nuevas semillas, sin semillas no hay nueva generación de plantas.

Todas nuestras poblaciones de abejas son vitales ya que diferentes especies de abejas polinizan las diferentes especies de plantas. Lamentablemente la población de abejas se está reduciendo debido a amenazas como los plaguicidas, transgénicos, el ácaro varroa, e incluso los cambios ambientales.

La amplia variedad de plantas necesarias para la salud de los ecosistemas requiere una amplia variedad de especies de abejas. Tú puedes ayudar a preservar las abejas nativas mediante la plantación de especies de plantas nativas en tu jardín o en contenedores del porche, jardín o azotea.

 

Sé el primero en comentar