Nuestro Blog

Ver solo:

08 AGO 2014

Actividades divertidas para hacer en familia estas vacaciones

Muchas familias prefieren no salir de viaje en vacaciones, entonces se preguntan ¿y qué hacemos con los niños? Sin colegio ni tareas pendientes, los pequeños de la casa están ansiosos por gastar esa energía que los llena. Estas son algunas opciones en donde toda la familia puede involucrarse:

1. Salir por la ciudad:

Realiza una agenda en donde coloque sitios de la ciudad que tus hijos o tú, no conozcan o no recuerden. Parques, museos, zoológicos e incluso centros comerciales pueden incluirse en la lista. No es lo mismo visitar un centro comercial con la intención de comprar a visitarlo en plan de turismo y de descubrir cosas nuevas e interesantes. En el parque, puedes planificar picnics , partidas de fútbol e invitar a otra familia a que participe.

2. Cocinar:

Esta puede resultar ser una actividad muy divertida donde participa toda la familia. Aunque para un adulto puede resultar algo del día a día, para un niño es toda una aventura. Planifiquen en conjunto qué platos preparar y juntos compren los ingredientes. Puedes invitar a primos o amiguitos de tu pequeño y empezar el proceso de preparación, dejando que sean ellos mismos los que hagan la receta, siempre supervisando el uso de utensilios de cocina filosos.

3. ¡Imaginen juntos!

Los niños tienen una imaginación privilegiada. Crea situaciones donde la desarrollen y has parte de las historias que crea. Si su historia consiste en que el piso está hecho de lava, síguele el juego y salta hacia los muebles con él para salvarte de las llamas.

4. Manualidades recicladas

Reciclar siempre es una buena opción para divertirse en familia y además ayudar al planeta. Puedes probar hacer unos pines de bowling con botellas de agua usadas, o crear máquinas y disfraces de robots con cajas viejas. Las opciones son infinitas, piensa en aquellas cosas que crees que son para desechar y piensa en reutilizar.

Esta es siempre una buena opción. Puedes crear retos en donde toda la familia tiene que dibujar una lista de elementos. Aquél que lo haga peor debe tender todas las camas al día siguiente, o si lo hace mejor, puede ganar ver todos los programas de tele que quiera ver en el día. Se pueden crear situaciones en donde se incentive la creatividad, habilidad y unión en familia.

Siempre recuerda que cualquier actividad puede resultar súper divertida cuando una familia está unida, no importa que tan pequeña o grande sea. Súmale muchas risas y Maizoritos y tendrán unas vacaciones perfectas. ¿Qué actividades recomiendas tú?

Sé el primero en comentar

04 AGO 2014

7 ecotips para niños

ecotips niños

Enseñarles a los pequeños acerca del cuidado del ambiente es crucial para su futuro. A veces las cosas más pequeñas pueden generar grandes cambios, con estos consejos puedes ayudar a que juntos hagan la diferencia. Aquí te dejamos 7 ecotips que ayudan a tus hijos a sentirse más cercanos con el cuidado de su planeta:

  1. Apaga y ahorra: esta pequeña acción puede reducir una gran gasto de energía y electricidad. Enséñale a tus hijos a apagar la TV y equipos electrónicos cuando no los usen y a apagar las luces de habitaciones y baños cuando no están allí.

  2. Desconecta del enchufe lo que no uses: aún cuando los electrodomésticos y cargadores están apagados o en desuso continúan consumiendo electricidad mientras estén conectados. Los niños pueden ayudar en casa al convertirse siendo parte del “escuadrón de enchufes”, informando a los adultos de los equipos y cargadores conectados.

  3. Ahorra agua: es importante enseñar el valor de ahorro de agua. Por ejemplo, enséñales a cerrar las llave de agua mientras se cepillan los dientes o se enjabonan al bañarse. También el “escuadrón” puede estar pendiente de que ninguna llave gotee. Se pierden más de 2400 galones de agua al año por una gotera.

  4. Antes de botar, reusar: se pueden realizar divertidos proyectos con muchos productos que usualmente están destinados a la basura. Con unas botellas de agua puedes crear un juego de bowling o unos floreros. ¡Reciclar es muy divertido!

  5. Si no lo quieres reusar, piensa en regalar: ropa, juguetes y otros ítems de la casa pueden ser donados a otras personas que lo pueden necesitar. Entre tu pequeño y tú, organicen qué cosas están en buen estado para donar y a cuál organización donarlo.

  6. Más caminar y menos carro: salir de casa no siempre significa que hay que usar el carro. Alienta a tus pequeños a usar sus bicicletas o caminar más. Si van a salir a comprar o pasear, es mejor salir caminando y hacer un poco de ejercicio junto a la familia. Así ayudamos al ambiente produciendo menos polución y contaminación.

  7. Loncheras ecológicas: cuando empaquetamos el almuerzo para nuestros niños muchas veces podemos generar gran cantidad de residuos (plásticos, papel, etc). Junto a tus niños ideen formas creativas para preparar un almuerzo saludable que no deja basura detrás. Ejemplo: en lugar de cubiertos de plástico, cubiertos de acero, servilletas de tela en lugar de servilletas de papel y evitar empaques desechables entre algunas ideas.

Estas son sólo algunas maneras de participar en familia en cuidado del planeta. ¿Conoces alguna otra actividad? Coméntala en la sección inferior.

 

Sé el primero en comentar

01 AGO 2014

Bowling con botellas de plásticos

botellas de plástico reciclaje

Aprovecha estas vacaciones para realizar divertidas manualidades que enseñan a divertirte a ti y a tus pequeños en espacios abiertos mientras reciclan. Con botellas de plástico de refrescos puedes crear unos divertidos pines de bowling y disfrutar de diversión al aire libre de una manera muy creativa.

Materiales:

  • 10 botellas de plástico

  • Pintura o témpera (Puedes elegir cuántos colores quieras)

  • Agua

  • Una pelota

Instrucciones:

  1. Quítale las etiquetas a las botellas y lávalas por dentro.

  2. Ubica las pinturas cerca de ti. Aquí se usan 10 diferentes colores, pero puedes usar la cantidad y combinaciones que desees.

  3. Aplica una pequeña cantidad de pintura en cada botella de agua. Si la pintura está muy espesa, tendrás que añadir una pequeña cantidad (como 1 cucharadita) de agua a cada botella. Esto hará que la pintura menos densa por lo que será más fácil que se desplace al agitarlas. Ten cuidado en no agregar demasiada agua, o la pintura no va a ser lo suficientemente gruesa para cubrir bien la botella.

  4. Colócale las tapas de nuevo a todas las botellas, asegurándote de que estén bien apretadas. Agita cada botella vigorosamente para extender la pintura en toda la botella. ¡A los niños les encanta este paso!

  5. Retira las tapas y derrama el líquido sobrante. Mantén las botellas abiertas y deja secar la pintura durante la noche. Una vez seco, coloca las tapas de nuevo.

Ahora toma un balón y… ¡a jugar bowling!

Puedes intentar jugar bowling en diferentes superficies: cemento, grama, etc. Cambia la distancia y también puedes utilizar las botellas para lanzar aros hechos de platos plásticos. ¡Qué empiece la diversión!

Sé el primero en comentar

30 JUL 2014

5 maneras de hacer que tu hijo ame los vegetales


Cómo hacer que tu hijo coma vegetales

Ya es bien sabido por todos los padres la importancia de que los niños coman vegetales y de la odisea que es hacer que las coman. Los vegetales son vitales para que ayuden al crecimiento y desarrollo del organismo de los niños. Gracias a su riqueza en vitaminas, minerales, fibra y su bajo contenido calórico, se convierten en alimentos ideales para la prevención de la obesidad y muchas otras enfermedades. ¿Cómo hacer que los coman?

Aquí te presentamos 10 maneras para lograr que tu pequeño logre comer las tres raciones de vegetales que deben consumir al día:

  1. Control de meriendas y snacks: los niños hambrientos son más propensos a disfrutar de todo lo que se encuentra frente a ellos. Idealmente, 2 o 3 horas sin merienda antes de una comida hace que los niños coman de manera más entusiasta. Si necesitan una merienda, algunos vegetales crudos y las rebanadas de queso serían preferibles a las galletas y refrescos.

  1. Cocina las verduras rápidamente para un color y textura atractivos: las verduras cocidas tienen olores fuertes que pueden abrumar las pequeñas narices sensibles, y es sorprendente la cantidad de niños se ven influidos por el atractivo visual. Un hervido rápido conserva más nutrientes que la fritura. Un toque de sal marina y un poco de mantequilla siempre añadirá sabor.

  1. Prueba combinar sabores: Un plato de verduras cocidas cubiertos de queso cheddar fundido se convierte en una comida saludable y mucho más atractiva. Si a tus hijos les gusta mojar los palitos de zanahoria en la mantequilla de maní o sus brócolis en el queso crema, ¡ya es una avance!

  1. Cocinen juntos: a veces que el pequeño sea partícipe de la elaboración de los vegetales puede hacerlo más cercano a estos y más atractivos para comer. Poco a poco puede entender de su preparación, crecimiento y aprender a comerlos.

  1. Explícale los beneficios que traen los vegetales a su cuerpo: ¡increíble, pero funciona! Explicar cómo los vegetales generan beneficios para su crecimiento y fortaleza hace que realmente desee comerlos. En cambio ofrecer postre como recompensa solo logra generar mayor ansiedad en los pequeños por los dulces.

Prueba estas opciones y cuéntanos cuáles te funcionaron. ¿Utilizas alguna otra? Compártelo con nosotros en la sección de comentarios. ¡Feliz comida!

Sé el primero en comentar

23 JUL 2014

¡Despierta! Es hora del desayuno

Sin duda alguna el desayuno es la comida más importante del día, especialmente para los consentidos de la casa que se encuentran en proceso de desarrollo y crecimiento. Es por esto que requieren de una alimentación balanceada con la presencia de fibra, vitaminas, hierro y minerales.

Diversas investigaciones han demostrado que los niños que comen un desayuno saludable tienen tendencia a demostrar mejor desempeño escolar, capacidad de concentración y un peso corporal saludable.

Es importante recordar que el desayuno es la primera oportunidad que el cuerpo y el cerebro de los niños tienen para recargar los niveles de glucosa después de varias horas de dormir, es decir, saltar el desayuno implicará que los pequeños se sientan cansados, inquietos o irritables la mayor parte del día.

Un desayuno nutritivo incluye alimentos de por lo menos tres de los cinco grupos alimenticios:

- Frutas frescas: enteras como bananas, manzanas, naranjas. Las frutas en rebanadas se le pueden agregar al cereal, al yogur, o a la avena.

- Vegetales: jugo 100% de vegetales, espárragos y pimientos verdes en una tortilla de huevos.

- Granos: panes integrales, cereal seco, tortillas de harina, arroz.

- Lácteos: leche baja en grasa o descremada, yogur o queso. Si el niño es intolerante a la lactosa, escoja productos sin lactosa que aún tienen el calcio y otros nutrientes que se necesitan.

- Proteínas: Carnes y frijoles: huevos, carne magra, crema de maní, frijoles.

Tratar de empezar el día sin desayuno es como intentar volar una cometa sin viento. ¡Es importante que hacer del desayuno un momento familiar antes de que cada quien empiece sus actividades!

Sé el primero en comentar