Nuestro Blog

Ver solo:

01 AGO 2014

Bowling con botellas de plásticos

botellas de plástico reciclaje

Aprovecha estas vacaciones para realizar divertidas manualidades que enseñan a divertirte a ti y a tus pequeños en espacios abiertos mientras reciclan. Con botellas de plástico de refrescos puedes crear unos divertidos pines de bowling y disfrutar de diversión al aire libre de una manera muy creativa.

Materiales:

  • 10 botellas de plástico

  • Pintura o témpera (Puedes elegir cuántos colores quieras)

  • Agua

  • Una pelota

Instrucciones:

  1. Quítale las etiquetas a las botellas y lávalas por dentro.

  2. Ubica las pinturas cerca de ti. Aquí se usan 10 diferentes colores, pero puedes usar la cantidad y combinaciones que desees.

  3. Aplica una pequeña cantidad de pintura en cada botella de agua. Si la pintura está muy espesa, tendrás que añadir una pequeña cantidad (como 1 cucharadita) de agua a cada botella. Esto hará que la pintura menos densa por lo que será más fácil que se desplace al agitarlas. Ten cuidado en no agregar demasiada agua, o la pintura no va a ser lo suficientemente gruesa para cubrir bien la botella.

  4. Colócale las tapas de nuevo a todas las botellas, asegurándote de que estén bien apretadas. Agita cada botella vigorosamente para extender la pintura en toda la botella. ¡A los niños les encanta este paso!

  5. Retira las tapas y derrama el líquido sobrante. Mantén las botellas abiertas y deja secar la pintura durante la noche. Una vez seco, coloca las tapas de nuevo.

Ahora toma un balón y… ¡a jugar bowling!

Puedes intentar jugar bowling en diferentes superficies: cemento, grama, etc. Cambia la distancia y también puedes utilizar las botellas para lanzar aros hechos de platos plásticos. ¡Qué empiece la diversión!

Sé el primero en comentar

30 JUL 2014

5 maneras de hacer que tu hijo ame los vegetales


Cómo hacer que tu hijo coma vegetales

Ya es bien sabido por todos los padres la importancia de que los niños coman vegetales y de la odisea que es hacer que las coman. Los vegetales son vitales para que ayuden al crecimiento y desarrollo del organismo de los niños. Gracias a su riqueza en vitaminas, minerales, fibra y su bajo contenido calórico, se convierten en alimentos ideales para la prevención de la obesidad y muchas otras enfermedades. ¿Cómo hacer que los coman?

Aquí te presentamos 10 maneras para lograr que tu pequeño logre comer las tres raciones de vegetales que deben consumir al día:

  1. Control de meriendas y snacks: los niños hambrientos son más propensos a disfrutar de todo lo que se encuentra frente a ellos. Idealmente, 2 o 3 horas sin merienda antes de una comida hace que los niños coman de manera más entusiasta. Si necesitan una merienda, algunos vegetales crudos y las rebanadas de queso serían preferibles a las galletas y refrescos.

  1. Cocina las verduras rápidamente para un color y textura atractivos: las verduras cocidas tienen olores fuertes que pueden abrumar las pequeñas narices sensibles, y es sorprendente la cantidad de niños se ven influidos por el atractivo visual. Un hervido rápido conserva más nutrientes que la fritura. Un toque de sal marina y un poco de mantequilla siempre añadirá sabor.

  1. Prueba combinar sabores: Un plato de verduras cocidas cubiertos de queso cheddar fundido se convierte en una comida saludable y mucho más atractiva. Si a tus hijos les gusta mojar los palitos de zanahoria en la mantequilla de maní o sus brócolis en el queso crema, ¡ya es una avance!

  1. Cocinen juntos: a veces que el pequeño sea partícipe de la elaboración de los vegetales puede hacerlo más cercano a estos y más atractivos para comer. Poco a poco puede entender de su preparación, crecimiento y aprender a comerlos.

  1. Explícale los beneficios que traen los vegetales a su cuerpo: ¡increíble, pero funciona! Explicar cómo los vegetales generan beneficios para su crecimiento y fortaleza hace que realmente desee comerlos. En cambio ofrecer postre como recompensa solo logra generar mayor ansiedad en los pequeños por los dulces.

Prueba estas opciones y cuéntanos cuáles te funcionaron. ¿Utilizas alguna otra? Compártelo con nosotros en la sección de comentarios. ¡Feliz comida!

Sé el primero en comentar

23 JUL 2014

¡Despierta! Es hora del desayuno

Sin duda alguna el desayuno es la comida más importante del día, especialmente para los consentidos de la casa que se encuentran en proceso de desarrollo y crecimiento. Es por esto que requieren de una alimentación balanceada con la presencia de fibra, vitaminas, hierro y minerales.

Diversas investigaciones han demostrado que los niños que comen un desayuno saludable tienen tendencia a demostrar mejor desempeño escolar, capacidad de concentración y un peso corporal saludable.

Es importante recordar que el desayuno es la primera oportunidad que el cuerpo y el cerebro de los niños tienen para recargar los niveles de glucosa después de varias horas de dormir, es decir, saltar el desayuno implicará que los pequeños se sientan cansados, inquietos o irritables la mayor parte del día.

Un desayuno nutritivo incluye alimentos de por lo menos tres de los cinco grupos alimenticios:

- Frutas frescas: enteras como bananas, manzanas, naranjas. Las frutas en rebanadas se le pueden agregar al cereal, al yogur, o a la avena.

- Vegetales: jugo 100% de vegetales, espárragos y pimientos verdes en una tortilla de huevos.

- Granos: panes integrales, cereal seco, tortillas de harina, arroz.

- Lácteos: leche baja en grasa o descremada, yogur o queso. Si el niño es intolerante a la lactosa, escoja productos sin lactosa que aún tienen el calcio y otros nutrientes que se necesitan.

- Proteínas: Carnes y frijoles: huevos, carne magra, crema de maní, frijoles.

Tratar de empezar el día sin desayuno es como intentar volar una cometa sin viento. ¡Es importante que hacer del desayuno un momento familiar antes de que cada quien empiece sus actividades!

Sé el primero en comentar

21 JUL 2014

1..2.. 3 Científicos en casa

A La Pandilla Pana de Maizoritos le gusta fabricar sus propios juguetes, reutilizar los materiales de desecho y, por supuesto, ¡la ciencia! Si te pasa lo mismo que a ellos, acompáñanos en este increíble experimento donde probaremos la resistencia de los huevos. Si ya los has comido, sabrás que tienen una cáscara frágil y que con solo agarrarlos se pueden partir.

Antes comenzar pídele a cualquier adulto que te acompañe mientras lo realizas.

Materiales:

  • - 3 huevos de gallina

  • -3 vasos pequeños

  • -1 plato o bandeja

  • -Algunos objetos con diferentes pesos para poner sobre ellos (como por ejemplo libros o frutas diferentes tamaños)

Cómo hacerlo:

  • -Ubica todos los materiales sobre la superficie donde vayas a realizar el experimento. Te recomendamos que sea una mesa.

  • -Coloca 1 huevo dentro de cada vaso.

  • -Con mucho cuidado, pon el plato o la bandeja  encima de los tres huevos.

  • -Por último, prueba colocar los objetos con diferentes pesos o tamaños, uno a uno sobre los huevos.

Si terminaste el experimento y ningún huevo se rompió, quiere decir que ¡lo lograste!

Qué sucedió:

Esta impensada resistencia se explica debido a que la forma de domo o cúpula de los huevos (similar a la de la estructura de muchas construcciones antiguas como la de iglesias y catedrales) hace que el peso se extienda a lo largo de las curvas de la base, obteniendo una mayor resistencia.

Sé el primero en comentar

10 JUL 2014

Cuida tu piel sin perderte de la diversión

Sabemos que se acercan tus vacaciones, así que nos sentimos con el deber de recordarte que durante esta época debes tener más precaución de la normal con tu piel. Cuando viajas a la playa o haces alguna excursión a la montaña, te expones a altas temperaturas que originan una intensa deshidratación.

Seguramente no sabías que la piel de tu cuerpo impide que entren en nuestro organismo sustancias nocivas, por eso es muy importante que le devolvamos la hidratación que va perdiendo, cuando nos exponemos al sol, y así recupere su función protectora.

 Estas son algunas claves para conseguir que tu piel sufra lo menos posible sin perderte un segundo de diversión:

 Usa protector solar

Aprovecha que estas a tiempo para cuidar tu piel, aplícate protector solar cada dos horas en todo el cuerpo cuando mientras te encuentres expuesto al sol (no importa si el tiempo está ligeramente nublado).

Tomar líquidos, líquidos, y más líquidos

La hidratación debe ser tanto externa como interna: si has estado expuesto al sol durante mucho tiempo, debes contrarrestarlo tomando mucha agua o jugos naturales que te permitan recuperar las sales minerales perdidas.

Seguir una buena alimentación

Junto con las bebidas, es importante moderar el consumo de carne y sustituirlo por frutas y verduras. Los alimentos ricos en vitaminas antioxidantes A, C, y E también son ideales. Por ejemplo: frutos secos, pescado, brócoli, espinaca, tomate o zanahoria.

Hidratación nocturna

La limpieza y la  hidratación van unidas, cuando la piel está expuesta al sol y al calor pierde mucha humedad, eso hace que se reseque y pueda ocasionar alguna irritación. Lo ideal para combatirlo sería aplicarte una crema hidratante corporal todas las noches antes de ir a dormir.

Sé el primero en comentar