Nuestro Blog

Ver solo:

10 JUL 2015

4 técnicas para lidiar con niños sensibles

Algunos niños aprenden que llorar es el mejor modo de conseguir todo lo que quieren, otros sin embargo lo ven como una manera efectiva de expresar su molestia. Sin embargo la solución no está en llamarlos llorones, ya que esto puede reforzar su molestia e incrementar el llanto.

Aquí te dejamos 4 técnicas sencillas para enseñarle a tu hijo que llorar no es la solución a sus problemas.

  1. Identifica la intención del llanto

Hay niños más sensibles que otros, sin embargo existe una diferencia entre la sensibilidad y el llorar conscientemente. Los niños sensibles pueden ser tímidos y utilizan el llanto como respuesta a la inseguridad o temor, en cambio los niños que lloran conscientemente lo hace como una herramienta para manipular y llamar la atención.

Si estás en un lugar público, que no te dé pena, deja que llore, toma una revista o mira tu teléfono mientras se calma, mientras menos atención reciba, más rápido entenderá que no está logrando nada.

  1. Analiza tu actitud como padre

Muchos padres justifican la actitud de sus hijos y los perdonan con facilidad, promoviendo de esta manera que lo sigan haciendo.

Por el contrario, lo que debes hacer es entender que existe un problema, así que debes tomar acción y resolverlo, no dejes que siga sucediendo y que este círculo vicioso afecte la vida de tu hijo y su integración en la escuela y en la vida en general. Enséñale que llorando no se consigue nada y hay un modo mejor de comunicarse.

  1. ¿Qué hacer después del llanto?

Cuando tu hijo esté calmado es tiempo de aprovechar la oportunidad para enseñarle que hablar de manera respetuosa es la técnica que funciona mejor, le puedes decir lo siguiente: ” Ahora que lo pides hablando y con tranquilidad, te has ganado el dulce o el juguete, muy bien hecho”, de esta manera entenderán que la recompensa no es por parar de llorar sino por hablar tranquilamente.

  1.  Ten mucha paciencia

Los malos hábitos no se eliminan en un día, por lo tanto debes tener paciencia y enseñarle poco a poco como debe actuar. A pesar de que tengas un mal día debes pensar en el bienestar de tus hijos y en cómo la educación y el buen comportamiento son herramientas indispensables en la integración de cualquier ser humano.

120715_Ninos Sensibles

Sé el primero en comentar

02 JUL 2015

5 canciones para limpiar con tus hijos

Es claro que cuando los niños son pequeños no pueden realizar las tareas del hogar como lo haría un niño más grande o un adulto. La idea es inculcarles el hábito de ayudar. A los niños de entre 2 y 4 años les encanta ayudar y es ese deseo genuino lo que les facilita empezar una tarea. A medida que tu hijo crezca puedes darle responsabilidades más complejas para que el la realice.

Las canciones motivan a las personas, es por ello que puedes enseñarle a tus hijos a limpiar y organizar su cuarto al ritmo de diferentes canciones de comiquitas o de películas de Disney, si las canciones hablan de limpieza mucho mejor. A continuación te dejamos una lista de 5 canciones:

1- Canción para limpiar  – Dora la Exploradora

2-  Canción feliz de la limpieza- Encantada

3-Silbando al trabajar – Blancanieves

4- Limpiar – El Wubbulous mundo del Dr. Seuss

5- El Ding Dong Song – The Crazy Ranas

020715_Canciones

 

 

Sé el primero en comentar

01 JUL 2015

¿Cómo mejorar la concentración de tus hijos?

Para lograr las metas que los más pequeños se trazan es necesaria la concentración, sin embargo cuando un niño aún es pequeño se encuentra en un ambiente que todo le llama la atención y se le es difícil prestarle atención a una sola actividad, es por ello  que a continuación te dejamos algunos consejos para que ayudes a tus hijos a mejorar su concentración:

Un niño no puede concentrarse de forma automática,  por lo tanto hay que trabajar y desarrollar diferentes capacidades y habilidades para que logre alcanzarla:

Para que exista concentración es necesario:

  • Un ambiente libre de estímulos innecesarios: ruidos, objetos, colores, olores, etc
  • Motivación por el desempeño de la tarea que se quiere llevar a cabo.
  • Un sentimiento de autosatisfacción al valorar los fines o metas conseguidos gracias a la concentración.
  • Un tiempo para descansar.

Alcanzar la concentración, es cuestión de persistencia y equilibrio, es por ello que como padres es necesario ayudar a los niños ofreciendo diferentes herramientas:

  • Creando un espacio destinado para realizar las tareas, un espacio libre de distracciones.
  • Animar al niño y transmitir motivación, además es necesario que se le ayude a valorar todos los aspectos positivos de la actividad y plantearle premios si la logra con éxito.
  • Recalcar y felicitar a los niños por el esfuerzo llevado a cabo y ayudarle a comprender que el trabajo que ha realizado ha tenido sus frutos.
  • Cuando estén realizando una actividad es necesario que hagan un receso donde ellos puedan pensar en algo diferente y no sea necesario que se distraigan durante el proceso en que realizan las actividades.

010715_Concentracion

Sé el primero en comentar

26 JUN 2015

3 experimentos científicos que tus hijos podrán comer

Los experimentos científicos son muy atractivos para los niños, ya que logran distraerse y  llegan a aprender y crear cosas nuevas de una manera  práctica y divertida. Al agregarle los alimentos y la posibilidad de poder comerlos, tendrás la receta perfecta para la diversión. A continuación te dejamos 3 experimentos que puedes hacer:

1. Cómo hacer tus propias uvas pasas:

Para este proyecto necesitarás uvas y luz solar.

Lo primero que debes hacer es seleccionar las uvas que quieres secar, después debes lavarlas muy bien y colocarlas en un papel para que se sequen. Posteriormente debes colocarlas en una placa y dejarlas al sol para que se deshidraten, este proceso puede durar una semana.
A pesar de que no es un proceso rápido tus hijos podrán ver los cambios progresivos y disfrutar del avance.

260615_Uvas

2. Cómo hacer caramelos de rocas:

Para este proyecto necesitarás  2 o 3 tazas de azúcar blanca, 1 taza de agua, colorante vegetal, saborizante artificial y pinchos.

Procedimiento:

Añade el agua a la cacerola y llévala a punto de ebullición

Añade el azúcar una taza a la vez, hasta que se disuelva. Cuanto más azúcar se agrega, más tiempo se tardará en disolverse.

Posteriormente añade dos gotas de saborizante artificial. Deja que la mezcla se enfríe por 15 minutos.

Mientras esperas, toma un plato y añádele un poco de azúcar. Sumerge los pinchos en la mezcla de azúcar líquido y después pásalo por el plato con azúcar refinada, así tomará forma tus rocas de azúcar. Déjalos secar durante unos minutos. )deben estar totalmente secos)

Elija algunas copas o envases de vidrios, en donde colocarás tres gotas de colorante vegetal y después le agregarás  hasta el tope con cuidado la solución previamente habías hecho.

Toma tus pinchos azucarados y colócales una pinza de ropa, para que se sostenga y no toque ni el fondo ni los lados del envase. En este momento debes ser paciente, ya que los cristales comenzarán a crecer en 2 o 3 días, pero todo dependerá de lo que quieres que crezca tu pincho.

Cuando esté listo retire con cuidado el pincho y colócalo boca abajo para eliminar el exceso de líquido.

260615_Candy3. Cómo hacer helados:

Para este proyecto necesitarás: 1 litro de jugo natural, 1 litro de agua, paletas de madera y vasitos plásticos.

En un recipiente agrega medio litro del jugo en un litro de agua y viértelo en los 6 recipientes, pero sólo llénalos hasta la mitad. Posteriormente colócalos en el refrigerador durante una hora aproximadamente.

Mientras tanto aprovecha para disolver el otro sabor en el resto de agua. Cuando haya pasado una hora, saca los recipientes y habrás conseguido una textura que te permita pinchar el palito de madera para que el helado quede firme.
Sin perder tiempo, agrega el segundo sabor en todos los recipientes y vuelve a ponerlo en el refrigerador por 2 horas. Cuando lo saques del refrigerador, espera 5 minutos y sácalo del recipiente de plástico.

260615_Helados

 

Sé el primero en comentar

15 JUN 2015

4 consejos para evitar que tu hijo sea materialista

Los niños copian a los padres, es por ello que debes enseñarle desde muy pequeños el valor de las cosas y que lo material no es lo esencial, a continuación te dejamos 4 consejos para que lo hagas exitosamente.

1- Practica lo que predicas
Albert Schweitzer dijo muy bien : ” Sólo hay tres maneras de enseñar a un niño. La primera es por ejemplo ; la segunda es con el ejemplo ; el tercero es el ejemplo. “

El primer paso, por lo tanto  es eliminar el materialismo de la persona que ves en el espejo.

2- Pasa tiempo con tus hijos
Dedícale tiempo a tus hijos para que aprendan el valor de las cosas, además debes explicarle que la solución a los problemas no es el dinero ni los juguetes, ya que estos se derivan del trabajo duro.

3- Ayuda a priorizar su propio dinero
A medida que los niños se vuelven lo suficientemente mayor como para tener su propio dinero enséñalos a priorizar ese dinero. Un plan muy simple es darle dinero y enseñarles a ahorrar.

4- Enséñales a reciclar y regalar los juguetes viejos
Si tienen juguetes que ya no usarán ayúdalos a hacer un proyecto para reutilizarlos o también pueden optar por la idea de regalárselos a otros niños, de esta manera lo enseñas a desprenderse de lo material y a valorar a las demás personas.

150615_Materialista

Sé el primero en comentar